15 ene 2021 ~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

Concluyen las obras del edificio dolménico de Antequera

14/01/2021. Diario Sur

 El alcalde Manuel Barón, junto a la consejera Patricia del Pozo, antes de empezar la reunión del consejo asesor del Sitio de los Dólmenes de ...

Leer más »

13 ene 2021 ~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

La mudanza del Museo Arqueológico redescubre piezas ocultas desde hace 75 años

 La Consejería de Cultura ya tiene preparados 11.000 contenedores con los fondos de cara al traslado por las obras de rehabilitación. 

13/01/2021. ABC

En las excavaciones de 1896 en Itálica apareció un mosaico inédito romano que representaba el mito del rapto de Europa por parte de Zeus. Aquella pieza acabó en el depósito del Museo Arqueológico en los años 40 y, desde entonces, nunca más vio la luz. Ahora, cuando los técnicos de la Consejería de Cultura están llevando a cabo las labores de catalogación e inventariado para la mudanza de cara a las obras de rehabilitación, han sido redescubiertas. Como este mosaico, se han vuelto a desenterrar del sótano fondos como el suelo de adobe del santuario del Carambolo o dos sarcófagos infantiles en plomo que aparecieron en Itálica en 2004.

La consejera de Cultura, Patricia del Pozo, ha visitado este lunes el Museo Arqueológico un año después de su cierre. Allí ha comprobado cómo el 70% de las piezas almacenadas y expuestas están ya preparadas para su traslado al centro logístico de La Rinconada, donde permanecerán hasta 2025, el año en el que se ha fijado la fecha tope para la reapertura del edificio de Aníbal González en la Plaza de América, salvo aquellas más relevantes que se expondrán temporalmente en las salas del convento de Santa Inés. En total, son 11.000 los contenedores dispuestos a lo largo de las estancias del museo, de los que 269 ya han sido trasladados en camiones a La Rinconada.

Ahora, cuando se cumplen justo 75 años de la inauguración del museo en este histórico inmueble construido para la Exposición Iberoamericana de 1929, van a comenzar por fin las obras de restauración de un espacio abandonado hasta ahora por el Gobierno central -su propietario- cuya gestión depende de la Consejería de Cultura. Durante el año 2021 se concluirá la mudanza y se terminarán las labores administrativas de licitación y adjudicación de las obras, que tienen un presupuesto superior a los 20 millones de euros más otros tres que destina la Junta a la catalogación y a la exposición temporal de Santa Inés. Las obras comenzarán a principios de 2022 y tienen un plazo de tres años, por lo que no se prevé su reapertura hasta 2025. Respecto a la muestra en Santa Inés, las obras de adaptación comenzarán en septiembre de 2021 y se inaugurará en el primer semestre de 2022.

GALERÍA DE IMÁGENES

Aún no se saben las piezas que se podrán contemplar en este espacio, aunque sí se ha avanzado que habrá unas pantallas donde se podrá seguir en tiempo real el avance de las obras del museo.

Los trabajos de catalogación

La pandemia ha retrasado todo el proceso de mudanza, que ahora avanza a buen ritmo. Según ha explicado la consejera, hay cinco equipos formados por un arqueólogo y un restaurador, que van inventariando las piezas mediante un sistema informático muy avanzado que, gracias a un código de barras y un número de referencia, permite identificar dónde está cada elemento, cuál es su categoría y cómo ha sido el proceso de traslado del mismo.

Esto, además de garantizar la seguridad de conservación, permitirá en un futuro un acceso más cómodo a los más de un millón de unidades que se encuentran en la colección. «Es una gran oportunidad para la catalogación de las piezas, un trabajo hecho con esmero y responsabilidad ya que aquí vienen historiadores de todo el mundo a estudiarlos, ya que el Arqueológico es un referente a nivel mundial».

Entre los trabajos más destacados está la extracción de aquellas piezas que llevan décadas y décadas almacenadas, que están siendo revisadas por los restauradores antes de su embalaje. Entre las citadas anteriormente está el suelo del santuario del Carambolo, que aparecieron en una excavación en el año 2004 y que datan del siglo VIII a. de C. Se trata de un fragmento del suelo y de unos bancos corridos del histórico edificio que conservan aún los pigmentos naturales que decoraban la solería con motivos ajedrezados.

Leer más »

11 ene 2021 ~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

El traslado de las piezas del Museo Arqueológico, en imágenes

 Más de 11.000 contenedores albergan ya el 70% de las piezas del Arqueológico de Sevilla, que van a ser llevadas al Centro Logístico de San José de la Rinconada para poder iniciar la reforma integral del museo.

11/01/2021. Diario de Sevilla


[Ver GALERIA]

Leer más »

3 ene 2021 ~ 0 comentarios ~ Etiquetas: ,

La obra en un chalé hace aflorar una cabaña de la Edad del Cobre

Los restos, hallados en 2017, se extrajeron para su conservación

Hay pocos ejemplos en Europa de una estructura similar tan bien preservada

02/01/2020. Diario de Sevilla

Las cautelas arqueológicas previas a la construcción de una vivienda con piscina en Valencina han propiciado el descubrimiento de una “estructura de adobe”, vestigio de una “cabaña circular” de la Edad del Cobre y vinculada al gran asentamiento que acogió la parte de la cornisa del Aljarafe que se corresponde ahora con los términos de Valencina y Castilleja de Guzmán.

Según la memoria del estudio, del año 2017 y que firman los arqueólogos Mario Delgado y Pablo Garrido, las obras se realizaban en la calle Huelva, dentro de las 779 hectáreas declaradas BIC con la categoría de zona arqueológica, por el gran número de yacimientos de alberga este entorno, con los tholos de La Pastora, Matarrubilla y Montelirio como máximos exponentes.

Está a apenas cien metros lineales de la zona arqueológica conocida como El Algarrobillo, donde han sido datados vestigios de “hábitat, enterramientos y actividades artesanales”.

Con el “control de los movimientos de tierra” fueron detectados “adobes de color amarillento y buena compacidad, muy fragmentados en un primer nivel a escasos 40 centímetros bajo la tierra de cobertura vegetal y del plano de inicio de los trabajos”.

Según la memoria recogida por Europa Press, la excavación manual permitió “delimitar un derrumbe de forma semicircular de 3,8 metros de diámetro, de un fuerte color amarillo anaranjado” en el que “se apreciaban (elementos) cocidos por la acción del fuego”.

“Toda la estructura presentaba en su cara interior la impronta de una estructura vegetal trenzada, sobre la que el adobe actuaría como enlucido e impermeabilizador”, explican Delgado y Garrido.

“Bajo esta primera capa” fue localizada otra “con las improntas de la estructura vegetal en sentido inverso, es decir, con las marcas hacia la parte superior, lo que llevó a pensar en una estructura hemiesférica de materia vegetal trenzada, enlucida en su interior y exterior con adobe”.

A juicio de los arqueólogos, una estructura con este “grosor y características, construida con un desarrollo totalmente vertical, debió presentar serios problemas de estabilidad”. No se trataría de “una estructura concebida para una larga duración”, lo que “no excluye en absoluto su perduración a lo largo de varios meses e incluso unos pocos años”, mediante labores de reparación y “adecuación”.

La “rareza de la conservación de un elemento arqueológico de estas características, tanto a nivel del propio yacimiento, como a nivel nacional, e incluso europeo”, según estos investigadores, hizo que contactasen con el arqueólogo municipal, Juan Manuel Vargas, para “la extracción y posterior conservación de este excepcional” hallazgo, que definen como una “cabaña” legado de la Edad del Cobre, acompañada de “material cerámico del típico repertorio calcolítico pleno de la zona, como platos de borde almendrado, cuencos o vasos globulares”.

Con la ayuda del equipo de la doctora de la facultad de Bellas Artes de la Universidad de Sevilla María Arjonilla Álvarez, fueron extraídos “tres fragmentos coherentes del sector mejor conservado de la edilicia emergente de la estructura”, para su depósito en el Museo de Valencina.

En sus conclusiones, los arqueólogos destacan “la singularidad” implícita en el hallazgo de “una estructura emergente, positiva y en tan buenas condiciones”, porque “se certifica por primera vez la conservación de una estructura habitacional íntegra de tipo cabaña, derrumbada sobre sí misma”, lo que “indica la existencia de un tipo de estructuras domésticas muy diferentes a los clásicos fondos de cabaña documentados hasta la fecha en Valencina”.

“El registro arqueológico ha permitido avanzar notablemente en el conocimiento exacto de estas cabañas, construidas por medio de un armazón de cañizo enlucido con adobe tanto al interior como al exterior, formando una estructura seguramente hemiesférica y dotados de un óculo cenital para la salida de los humos”, exponen los arqueólogos insistiendo en “la notable singularidad del hallazgo de una cabaña completa de estas características en el interior del BIC de Valencina, suponiendo un documento histórico y arqueológico de vital importancia”.

Leer más »

30 dic 2020 ~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

El yacimiento arqueológico de Cancho Roano, el conjunto tartésico mejor conservado de la península ibérica

28/12/2020. 20 Minutos

Considerado como el yacimiento arqueológico más importante en Extremadura y el tartésico mejor conservado de la península ibérica, Cancho Roano se encuentra a tan solo 10 kilómetros de distancia de la localidad de Zalamea de la Serena, en la provincia de Badajoz.

Situado en la finca que recibe el mismo nombre, junto al río Cigancha, estos restos arqueológicos están datados entre los siglos V y VI a.C., y el santuario monumental tartésico fue declarado como Monumento Histórico Artístico en el año 1986.

¿Cuál es el origen de este complejo?

El yacimiento presenta varias fases de construcción y aunque buena parte de la edificación empezó a construirse en el siglo VIII a.C., algunos de los objetos encontrados datan del siglo V a.C. El hallazgo de mayor antiguedad es una "cabaña ovalada de piedra y adobe, excavada en la roca, que data de principios del Periodo Orientalizante, en el siglo VII a.C.", destacan en la web oficial de Turismo en Badajoz. 

A esta construcción le suceden otros tres edicios o santuarios que parecen confirmar el carácter sagrado del espacio. De hecho, se considera que por todos los objetos encontrados tenía una función religiosa en aquella época histórica. 

El edificio principal del yacimiento, denominado como palacio santuario de Cancho Roano, está compuesto "por 11 habitaciones y un gran patio que dota a la planta en forma de U", explican desde Turismo Extremadura. En el interior fue construido un pozo y las estancias que lo rodean "han sido identificadas como capillas o lugares donde se depositaban las ofrendas". Su importancia radica en la singularidad y conservación de los objetos de culto y elementos de la época hasta hoy. 

De hecho, "el yacimiento ha deparado uno de los mejores conjuntos de materiales del Periodo Orientalizante Peninsular: arreos de caballo, estatuilla de caballo, un juego completo de vasos y recipientes para banquetes señoriales con vino, herramientas de trabajo de hierro, pesas, marfiles, joyas y muchos otros", explican en el Museo Arqueológico Provincial de Badajoz.

Leer más »